PUBLICACIONES

Mantente al día con las últimas notícias

La innovación en la clínica: aprender a aprender

04/10/2021
Gaceta Dental

La influencia de la innovación en la clínica dental

Los odontólogos propietarios y las clínicas deben aprender a entender cómo influye la adopción de innovaciones en todos los procesos de trabajo de las especialidades clínicas, de gestión, agendas, comercial, marketing, compras y rentabilidad. La innovación debe ser una tarea más de la dirección, lo que supone:

• Vigilancia del mercado: estar a la última de las tendencias tecnológicas aplicables a la clínica.

• Estrategia y visión: ser capaz de incorporar las innovaciones a nuestra clínica y ponerlas en valor. No es cuestión de comprar tecnología, sino de cómo ésta hace que nuestros procesos de trabajo en gabinete, en diagnósticos, en compras o en toma de decisiones sean más rápidos y más rentables.

• Formación: tanto en nuevas técnicas odontológicas para la mejora de los procesos, como en el uso de tecnologías también de formación en la dirección, haciéndose con aquellas que controlen el día a día de la rentabilidad de la clínica.

• Habilidades digitales: adquirir conocimiento concreto para tareas concretas, sacando el máximo rendimiento a todas las tecnologías.

• Capacidad analítica: los datos son el combustible de la clínica; interpretarlos y transformarlos en información es una acción vital para la adaptación de la clínica.

• Infraestructura tecnológica: todas las tecnologías que intervienen en los procesos de negocio, ya sean materiales o inmateriales, necesitan estar interconectadas para establecer una hiperconectividad con el paciente.

LA INNOVACIÓN EN LAS CLÍNICAS PEQUEÑAS SUPONE UN AUMENTO DE RENTABILIDAD DEL 22%

Las clínicas se hacen únicas a partir de las diferencias existentes entre ellas en cuanto a recursos y capacidades. Y es esa forma de actuar la que logra «explicar» por qué hay clínicas con dos sillones mejor organizadas, transformadas, y adaptadas a la nueva demanda dental. La innovación no es solamente la usabilidad tecnológica en el gabinete, ni solo depende de un golpe de talonario, sino de establecer una hoja de ruta sobre las innovaciones adaptadas a las necesidades de nuestra clínica.

Factores para la adaptación:

La actualidad de las clínicas dentales está condicionada por la dificultad para desarrollar cada una de sus áreas por los siguientes motivos:

• Bajo uso de tecnologías en gabinete para una prestación de servicios puntera.

• Limitado acceso a financiación para la compra de aparatología.

• Problemas para la comercialización del conocimiento adquirido en cursos, másteres y otras formaciones. Todos venden los tratamientos a los mismos precios, independientemente de la formación recibida para ejecutarlos.

Recursos tangibles e intangibles:

Convertimos las necesidades en oportunidades identificando los recursos tangibles e intangiblesLos primeros hacen referencia a lo que es fácilmente identificable y valorable, es decir, los precios. Mientras que los intangibles están más relacionados con los recursos humanos. Cabe anotar, eso sí, que los recursos humanos, por sí solos no logran constituirse en una ventaja competitiva respecto a otras clínicas.

Pongamos un ejemplo. Recogemos un precio medio de mercado de una ortodoncia en 3.500 euros. Este precio es el mismo que oferta un recién titulado en un postgrado que un reputado especialista con años de experiencia. Lo tangible es el precio, los 3.500 euros; lo intangible, el conocimiento (los miles de euros invertidos por el odontólogo).

El problema se centra en la incapacidad de la clínica de conectar las inversiones en formación y experiencia con el valor aportado en la prestación del servicio. Al no existir un proceso de innovación en la clínica, perdemos la visión de quiénes somos y cuáles son nuestras capacidades. Y eso deriva en que, a pesar de trabajar mucho, formarnos mucho y contar con la experiencia de habernos equivocado mucho, no somos capaces de convertir ese conocimiento en innovación para poder incrementar la rentabilidad de la clínica y por, consiguiente, poder:

• Pasar de un limitado acceso a la financiación a un aumento de rentabilidad con una mayor capacidad de inversión en tecnología para los gabinetes.

• Aumentar la capacidad financiera para comprar tecnología con el fin de poder prestar los mejores servicios a nuestros pacientes.

• Ser totalmente diferente a mi competencia y referente clínico si ya he conseguido mayor rentabilidad, capacidad financiera, capacidad de compras de tecnología y formación en especialidades.

Desde esta perspectiva y con conceptos evolutivos, la innovación es totalmente posible y necesaria en las clínicas con independencia del número de sillones, ubicación, facturación o pacientes; simplemente debemos adaptarla a nuestras necesidades.

Más info: https://acortar.link/IXAkRO 

 

Comentarios